OpenCasa: el modelo que cambió la forma de vender una propiedad

Comunidades

LA señora Olivia soñaba con irse a vivir al sur de Chile. Estaba en la tercera edad y quería una vida más tranquila. Decidió vender su departamento de Santiago, pero pasaron muchos meses y no podía. Tenía una deuda de más de $1,5 millones de gastos comunes, lo que entrampaba todo. Ingresó a una página que ofrecía un nuevo servicio rápido, donde no sólo le compraron el departamento. También le pagaron los gastos comunes, para destrabar el problema.

La historia es real y la cuenta Álvaro Chávez, CEO y cofundador de OpenCasa.com, una startup que, con poco más de un año de vida, proyecta facturar US$40 millones para 2020.

Su modelo se basa en la estrategia del “instant buyer”, pero en el mundo de las propiedades, principalmente departamentos. O sea, una persona que quiere vender su inmueble ingresa los datos a un sitio web y en no más de 30 segundos tiene una tasación inicial. Se coordina la visita de un inspector certificado que va al lugar y revisa la propiedad en base a más de 100 puntos, como el estado de las habitaciones, el entorno, etc. “En ese mismo momento se puede realizar la promesa de compra-venta y en dos semanas estar escriturando”, asegura Álvaro y agrega: “Algo que bajo el modelo tradicional puede tardar más de 4 o 6 meses”.

Más tarde, OpenCasa se dedica a vender el departamento, principalmente a inversionistas particulares, quienes arriendan los inmuebles, con un caprate de 6,5% más UF, considerando el precio en que compraron la propiedad.

Todo partió a fines de 2018, cuando Álvaro -que hace poco había dejado su puesto en una aerolínea para emprender con Renty- conoció al español José Luis Martínez. Ambos socios fundadores comenzaron a levantar capital para hacer una nueva startup. Rápidamente, Manutara Ventures puso US$1 millón y un inversionista ángel particular lo complementó con US$200 mil más. “¡Y los convencimos con una PPT!”, recuerda.

En noviembre de ese año ya estaban operando y en diciembre realizaron las dos primeras compras: un departamento en Quinta Normal y otro en San Miguel. De hecho, hasta ahora, están enfocados básicamente al centro de Santiago y a lo que se denomina como “pericentro”, zonas apetecidas por los inversionistas, con un promedio 2.300 UF por propiedad. “Lo primero que hicimos fue crear un modelo de tasación, que era algo clave y el cual ha ido mejorando, logrando una variación de 1% con respecto a la tasación que hace un banco… pero en pocos segundos”, cuenta el CEO de OpenCasa.

Fuente:https://www.latercera.com/

Vistas totales 1,142 , Vistas hoy 5 

Deja una respuesta

trece + 9 =